Gestión judicial en Tribunales Penales ¿qué hemos aprendido hasta ahora?

Gestión judicial en Tribunales Penales ¿qué hemos aprendido hasta ahora?

En el treceavo desayuno #PuntoPorPunto se convocaron expertos en uno de los temas más relevantes de la reforma de 2008 y que menos se ha tocado: la gestión judicial en Tribunales Penales.

La reforma del 18 de junio de 2008 mediante la cual se mandata la transformación del sistema de justicia penal es una de las transformaciones más importantes que se han impulsado en el México contemporáneo, pero no sólo por su relevancia sino por el reto que representa. La experiencia ha mostrado que cambiar los aspectos normativos que rigen los procedimientos penales no basta para impactar profundamente en las instituciones de procuración y administración de justicia. Es necesario operacionalizar los objetivos, principios y roles de cada operador a través de la gestión de procesos para garantizar el cumplimiento de objetivos, el uso eficiente de recursos y la calidad en la atención a los usuarios.

Para tener un sistema de gestión exitoso, que garantice calidad en la respuesta a los usuarios, es indispensable tener identificados los resultados que se quieren alcanzar, descomponer el proceso en tareas y responsabilidades específicas para cada actor, y tener claridad sobre los plazos a cumplir. Pero quizás el enfoque de la gestión de procesos que mayor valor otorga al sistema penal acusatorio es el énfasis que pone en la utilización óptima de los recursos humanos y materiales y la satisfacción de los usuarios del sistema. Es decir, que la reorganización institucional, mediante la gestión,  es la pieza que vincula los principios establecidos en los cuerpos normativos mediante el equilibrio en el uso del presupuesto, infraestructura, equipamiento, tecnologías de la información, etc. y la atención de calidad a los usuarios –ya sean víctimas, imputados o ciudadanos en general–.

Durante el desayuno se tuvieron dos mesas de discusión, en la primera se abordó lo siguiente:

Las experiencias locales y federales para retomar los aciertos y prever los retos que se presentan en la operación.

Respecto de las experiencias locales los expertos abordaron las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son los modelos de organización existentes, perfiles, protocolos, etc.?, ¿Qué resultados han dado?
  • ¿Cuáles son las prácticas más exitosas de gestión de audiencias dentro de los Tribunales y cómo se logra la mejor coordinación inter institucional en la entidad?
  • Una vez aprobado el CNPP, ¿cuáles son las perspectivas de homologación procesos y replicación de prácticas positivas en materia de gestión?

Los expertos que tocaron este tema fueron Licet Hernández Figueroa, Directora de Gestión del Sistema de Justicia Penal Acusatorio y Oral de Michoacán; Omar Esparza, Director de Gestión del Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Chihuahua; Mauricio Agustín Ontiveros Ornelas, Coordinador General del Sistema de Gestión de Oralidad del Tribunal Superior de Justicia de Guanajuato; y José Pablo Vidal, Director de Gestión Judicial del Poder Judicial de Nuevo León.

Durante la segunda mesa los expertos abordaron otro de los beneficios intrínsecos de la gestión de proceso: la generación natural de información valiosa para dar seguimiento a las actividades y evaluar el desempeño de los funcionarios y la obtención de resultados.

Las instituciones de justicia no son ajenas a la demanda actual que exige a las instituciones rendir cuentas –a partir de información confiable- sobre las decisiones que adopta y la forma en que utiliza los recursos escasos que tiene disponibles. Igualmente, la información es una herramienta indispensable para identificar oportunamente problemas y espacios de oportunidad con el objetivo de mejorar el desempeño interno de la institución y su interacción con otras.  En este sentido, las tecnologías de la información son fundamentales para la comunicación, mediciones de desempeño y seguimiento de estadísticas en general. Al respecto se abordaron las siguientes interrogantes:

  • ¿Cuáles son los modelos de tecnologías de la información existentes a nivel nacional y cuáles son sus resultados?
  • ¿Qué rol desempeñan los sistemas de información en el correcto desempeño de las instituciones judiciales en materia penal?
  • ¿Cómo lograr la comunicación e interconexión eficiente entre instituciones?

Los expertos a cargo de este tema fueron Luis Alberto Villarreal Ontiveros, Administrador Judicial del Sistema de Justicia Penal Oral en Baja California; Oscar Arturo Padilla Sánchez, responsable del Departamento de Informática y Estadística de la Secretaría Ejecutiva del Consejo de Coordinación para la Implementación, Seguimiento y Evaluación del Nuevo Sistema de Justicia Penal en Michoacán; y Jorge Antonio Cruz Ramos, Secretario Ejecutivo de Carrera Judicial y Creación de Nuevos Órganos del Consejo de la Judicatura Federal.

Descarga la relatoría del desayuno 13  para conocer los puntos de vista de los expertos.

Proyecto Justicia

Proyecto Justicia es una iniciativa de México Evalúa-CIDAC que busca contribuir al fortalecimiento de la justicia en México a través del fomento al conocimiento e involucramiento de la sociedad. Nuestro objetivo es explicar, articular y sistematizar las diferentes experiencias del ciudadano con el sistema de justicia acusatorio en una plataforma multimedia y colaborativa fácil de explorar. Si tú también produces contenidos sobre temas de justicia y te gustaría compartirlos, te invitamos a regístrate para poder publicarlos en Proyecto Justicia: http://proyectojusticia.org/wp-login.php?action=register

Comentarios